Turismo Paraguay

Loading...

miércoles, 5 de febrero de 2014

Tesoros de Pedro Juan Caballero - Paraguay


Lejos del ruido y la mala fama que le dan, la ciudad de Pedro Juan Caballero guarda tesoros naturales únicos en el país. Bosques vírgenes, saltos de agua escondidos y cerros con la maravillosa vista de la cordillera del Amambay son opciones excelentes para disfrutar del tiempo libre haciendo turismo interno. 

El imponente salto Y'ambue, un lugar imperdible para quienes buscan una auténtica aventura. / Gustavo Báez, ABC Color


/ Gustavo Báez, ABC Color

Llegar a Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, 536 km al norte de Asunción, no es como cualquier consumidor de noticias policiales se puede imaginar. Uno se encuentra con una población amable y hospitalaria, paraguayos que denotan su esfuerzo diario por el desarrollo de su comunidad.
En los centros comerciales de primer nivel, se pueden encontrar artículos de las mejores marcas y a precios accesibles. Por ser un punto fronterizo (con Brasil), el flujo de turistas es intenso durante todo el año. Los servicios de hotelería y hospedaje son bastante accesibles. Pero sus mayores atractivos no están en sus concurridas calles, sino unos kilómetros más alejados, donde la naturaleza regala sus prodigiosas bellezas en plena cordillera del Amambay.
En la zona conocida como “la terraza del país”, la altura máxima puede superar los 600 m sobre el nivel del mar. Su vegetación es extensa y, por las características del terreno, cuenta con numerosos saltos de agua, que en su mayoría no son muy conocidos, porque la “industria sin chimenea” recién ahora empieza a considerarse como un negocio rentable.
Y’ambue: aventura para privilegiados
Para los más aventureros, Pedro Juan Caballero tiene una opción ideal: el salto Y’ambue, un privilegiado establecimiento asentado en una propiedad privada de 20 ha. Para llegar, se deben recorrer 20 km de un camino de tierra lleno de vegetación, que casi interrumpe el paso por la escasa circulación, por lo que es recomendable visitarlo en automóviles 4x4. Poco después de ingresar a la propiedad está el arroyo San Juan, que se oye desde no tan lejos. Luego, se debe caminar al costado del cauce unos 300 m de bosque virgen, disfrutando al máximo del sonido de la naturaleza, entre árboles añosos y el correr del agua. Ideal para safaris fotográficos.
Así se llega a un precipicio de 50 m, con una hermosa vista de la cordillera del Amambay. Pero lo más maravilloso está a la derecha, donde pareciera que se acaba el cauce, pero en realidad nace la caída del agua de 47 m. Al acercarse a la orilla, se pueden ver diminutas piedras al fondo.
Para disfrutar de este espectáculo de frente, se debe cruzar a pie el arroyo e iniciar la gran aventura de descenso: se trata de unos 600 m más de bajada, abriendo caminos en varios puntos; otros sectores son pedregosos y empinados, mientras que en ciertos “huecos” se puede disfrutar de la hermosa vista: campos abiertos con una extensa vegetación.
El sonido del agua que cae se percibe desde muy lejos. La cascada es tan fuerte como hermosa; una verdadera maravilla.
El guía turístico Arsenio Aguirre comenta que anteriormente organizaban excursiones en el lugar; los descensos se hacían con rapel, pero por la falta de apoyo estatal y de difusión están aguardando la oportunidad de reactivar este servicio.
Chacurrú
Hace un año y tres meses, se habilitó el primer complejo turístico a gran escala en la zona. En aquel entonces, se llamó Chakurrai, pero por motivos legales de nomenclatura, hoy, se denomina Chacurrú. En este corto tiempo, se recibió en el lugar a más de 3500 turistas, que pudieron realizar el Canopy Tour, el circuito turístico de aventura extrema único en la región.
El lugar está ubicado a 15 km del centro urbano, con caminos de todo tiempo y alojamiento para 60 personas. De las 25 ha que tiene este parque, 15 de ellas son de bosques nativos; existe un amplio lugar para acampar, arroyos y piscinas naturales.
El Canopy Tour está dividido en cuatro etapas, que incluyen actividades como arborismo con seis puentes colgantes de hasta 30 m de altura, senderismo, la tirolesa más larga del país con unos 140 m de distancia y 40 m de altura, y rapel al costado del salto San Juan, de casi 30 m de altura.
El costo del recorrido es de G. 130.000 por persona, con los que se puede pasar todo el día en el establecimiento.
El propietario, David González, comenta que desde los primeros meses de apertura reciben a turistas desde distintos puntos del país como Asunción, Ciudad del Este e incluso de varios lugares del Chaco. Resaltó que desde el lado brasileño el flujo de visitantes va en franco aumento. “Estamos logrando echar por tierra el ‘cuco’ que siempre caracterizó a esta ciudad. Hoy en día, los visitantes que llegan se dan cuenta de que Pedro Juan Caballero no es como sale en las noticias, que hay gente buena, trabajadora y con deseos de progresar, por eso junto a mi familia decidimos apostar a este emprendimiento, del que cada vez estamos más orgullosos”, expresa.
Según Ruth González, hija menor de don David y coordinadora del Canopy Tour, la clave es el trato que se da a los visitantes. “A quienes llegan, nosotros les tratamos como en su casa. Somos todos una gran familia. Incluso, cuando algunos no se animan a realizar el circuito hacemos un poco de sicólogos y, al terminar, nos agradecen porque les ayudamos a superar sus miedos”, comenta.
Samu’u Ñu
Para las familias que dispongan de poco tiempo y busquen disfrutar más tranquilos de un lugar bello y con todas las comodidades, está el balneario Samu’u Ñu. La propiedad pertenece a Luis Fernando Buffa, quien se encarga personalmente del mantenimiento y mejoras del establecimiento. El local cuenta actualmente con tres piletas y una cuarta, que tendrá un tobogán gigante, está en construcción.
Buffa comenta que el balneario se creó casi sin intención, pues construyó una pileta familiar y, como cada vez los vecinos que llegaban eran más, decidió construir una piscina más y cobrar por su uso. De a poco fue mejorando el lugar: construyó una pileta más para los niños y consiguió la habilitación en todas las instancias correspondientes para explotar turísticamente el lugar.
Las dos piscinas más nuevas son alimentadas con agua de una naciente que hay en la propiedad, que se renueva semanalmente mediante un sistema ideado por Buffa.
Otra característica es la decoración, que consta de numerosos elementos y herramientas de hierro y otros metales, que eran utilizados por la familia.
Sepa más 
Chacurrú
www.facebook.com/chacurru
Teléfono (0983) 776-060
Turismo de aventura
Arsenio Aguirre
Teléfono (0971) 804-946
mbareiro@abc.com.py 
Fuente: Abc color
 
Destacados:

- 10 Bellezas Naturales del Paraguay (Segunda Parte).
- 10 Bellezas Naturales del Paraguay (Primera Parte).